Si nuestras necesidades comunes nos unen por interés, nuestras miserias comunes nos unen por afecto

Los hombres no son, por naturaleza, ni reyes, ni potentados, ni cortesanos, ni ricos. Todos nacieron desnudos y pobres, sujetos todos a las miserias de la vida, a los pesares, a los males, a las necesidades, a toda clase de dolores; en fin, condenados a muerte.

Leer másSi nuestras necesidades comunes nos unen por interés, nuestras miserias comunes nos unen por afecto