Disfunciones sexuales

Disfuncionalidades sexuales

El estudio del área sexual

El Diagnóstico del área sexual incluye: la historia de la sexualidad, un análisis de la conducta y de la interacción sexual, un diagnóstico de la ansiedad ante la sexualidad, la detección de pensamientos recurrentes sobre el problema, un estudio de las consecuencias de la disfunción para el individuo o pareja, y la atención a otros problemas psicológicos.

Equipo

El tratamiento de la sexualidad requiere de la colaboración de diferentes profesionales (psicólogos y médicos), especializados y capacitados para trabajar en la esfera más íntima de la persona.

En Zeine cuidamos que la atmósfera de las sesiones sea de confianza y gran parte de la terapia consiste en despejar incertidumbres respecto a la propia vida sexual y proporcionar información adecuada.

La salud sexual depende de factores psicológicos y orgánicos. Por este motivo es necesario, en ocasiones, descartar problemas médicos que podrían estar afectando al individuo, comprometiendo su función sexual.

Tratamiento

  • La terapia sexual consiste en un conjunto de técnicas desarrolladas a partir de los años 70, testadas en diferentes culturas a través del tiempo, y perfeccionadas por los avances de la investigación.
  • Es recomendable asistir a las sesiones con la pareja, en caso de tenerla. Sin embargo, también es posible avanzar en el tratamiento de forma individual.
  • El terapeuta selecciona las técnicas que resultan más adecuadas para cada paciente o pareja, y va introduciéndolas en el momento preciso según la evolución del tratamiento. De esta forma, la terapia se adapta a las necesidades que surgen durante el proceso.
  • Durante el tratamiento se trabajará tanto en el bienestar y salud sexual como en la afectiva y psicológica de ambos miembros de la pareja.
  • Los problemas de tipo sexual deben de empezar a mejorar en un período relativamente breve (de 3 semanas a 3 meses) de tratamiento.