Dar la talla en el Back Friday

Escaparate con anuncio de 70% descuento

Esta tarde he salido de compras con la ilusión de encontrar algo bonito… ahora estoy triste…, siento cansancio y vergüenza de mi cuerpo.

Abandonar el probador sin haber conseguido entrar en unos vaqueros que teóricamente son de nuestra talla, puede ser una experiencia molesta, pero pocas veces renunciaremos a intentarlo de nuevo. Mucho más si estamos en rebajas.

La consecuencia puede ser que compremos lo que no deseamos y algo mucho más triste: que nos llevemos a casa un sentimiento de insatisfacción con nuestra imagen corporal. El término “Black Friday” cumplirá así con su significado literal.

Antes de salir de rebajas hay que recordar que el mejor espejo es la mirada de quien nos conoce y nos quiere. Porque:

  1. Nuestro cuerpo no tiene que adaptarse a los objetos que ofrece el mercado de la moda low cost, ni ningún otro mercado. Al contrario, la ropa está expuesta para que nosotr@s aceptemos o rechacemos comprarla.
  2. Dar la talla en el black friday es saber que ninguna prenda es bonita si no nos aporta comodidad y satisfacción.
  3. Y recuerda: el mejor espejo es una mirada de cariño, practícala en cada probador cuando acompañes a tus amig@s. Es contagiosa.