Comunicación

Continuamos con el programa DICE para la Prevención de Anorexia y Bulimia Nerviosas en los más jóvenes.

Ya repasadas las recomendaciones sobre Dieta y sobre Imagen Corporal, llegamos a la letra C, C de Comunicación.

Los padres nos sentimos indefensos frente a enfermedades como la Anorexia y Bulimia Nerviosas, que pueden afectar a nuestros hijos y cuyo origen es difícil comprender. La mejor ayuda que podemos ofrecer es una DETECCION PRECOZ y para ello es fundamental que los más jóvenes se sientan libres para expresar sus preocupaciones y deseos en casa.

Cinco claves para mejorar la comunicación en familia
  • Las vías de comunicación con los hijos deben estar abiertas, para ello conviene estimular el diálogo sin presionar y ser receptivo a sus iniciativas.
  • Hay que escuchar sin prisa por educar, sin intentar modificar la actitud o la opinión del otro (ya habrá tiempo).
  • Cuando los hijos expresan preocupación o conflicto es necesario comprender bien todos los matices y motivos de su vivencia antes de intentar resolver o actuar.
  • Los menores necesitan confidencialidad cuando se comunican con los adultos acerca de temas íntimos o personales.
  • Compartir los propios intereses, gustos o aficiones con los hijos y ampliarlos en la relación con ellos es una manera de desarrollarse como adulto.